La flexografía es un proceso de impresión rápida, ideal para gráficos de empaques. Esta técnica tiene su origen en la década de los 20 en Estados Unidos, pero después cayó en desuso siendo hasta la década de los 70 cuando las planchas de impresión flexográfica hacen su aparición.

Una de las principales ventajas que ofrece la flexografía es que es un proceso económico que permite un mayor número de reproducciones a un menor costo. Se trata de una impresión en la que la tinta es depositada en cilindros de cerámica o acero que al girar entran en contacto con la pancha, proporcionando tinta en las zonas de relieve mientras que aquellas bajas permanecen secas.  De esta manera, la plancha entintada entra en contacto con el sustrato, recibiendo la imagen y saliendo con la impresión. Es importante destacar que las tintas que se ocupan facilitan su secado.

La flexografía es muy utilizada para imprimir gráficos  para embalaje
gracias a la flexibilidad y adaptabilidad de la plancha. Por lo que se puede adaptar a cualquier tipo de sustrato como: películas, films, bolsas de papel o plástico, cartón corrugado y cajas. En Adhetix S.A. de C.V. realizamos este proceso de impresión y comercializamos una gran variedad de etiquetas y cintas adhesivas.  

Con información de: QuimiNet, Flexografía.com y Gráffica.